Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

 

Además de las presbiteras recien ordenadas, Maria Teresa Martinez Maldonado y Blanca Azucena Caicedo nos acompaña en la parte de atrás el obispo Jose Maria y el presbitero Genaro de la Iglesia Anglicana del Caribe, quienes asisten en calidad de invitados. Junio 2 de 2018

 

Maria Teresa acompaña al Padre Genaro concelebrando en el domingo de la Octava de Pascua.

 

Maria Teresa y el Padre Genaro motivando a la Comunidad

para la liturgia de la Vigilia de Pentecostés.

Maria Teresa, con uno de los diáconos apreciando y valorando el uso de las plantas sagradas medicinales de la región.

 

Maria Teresa como miembro de ARCWP participa en la Iglesia Anglicana del Caribe, y acompaña al obispo Jose Maria con el clero de su diócesis.

 

Maria Teresa de ARCWP y la Rda. Rosa de la Iglesia Anglicana del Caribe, imponen las manos a los nuevos diáconos.

Maria Teresa acompañada de un grupo de niñas/os

de la Iglesia Anglicana del Caribe.

Remitido al e-mail

 

Nuestro Movimiento tiene como base fundamental asumir una posición clara y definida frente a la situación de marginación de la mujer dentro de la Iglesia Católica, no solamente en cuanto al machismo se refiere sino también al androcentrismo y al adultocentrismo que son características diferentes a la situación de opresión propias del machismo. El androcentrismo como su palabra lo dice tiene todas las actividades referenciadas al ser hombre y el adultocentrismo supone que los adultos detentan la verdad sobre los asuntos de la vida y en consecuencia maltratan a los niños y las niñas negándoles la posibilidad de participar de las decisiones en los diferentes ámbitos de la vida.

 

Tomamos los textos evangélicos que nos dan razón para oponernos a estos tres aspectos que la religión católica ha abanderado en contra de los derechos fundamentales de las mujeres, ancianos y enfermos (cabezas blancas que, al interior del Templo, pasan a ser invisibles) los jóvenes (no se les tiene en cuenta) * y niños y niñas.

 

Compartimos con las otras religiones algunos aspectos, pero estamos enfocadas en la Iglesia Católica, en su organización e ideología y es desde su mismo centro que asumimos esa posición, planteando que las mujeres tenemos los mismos derechos para ejercer nuestro sacerdocio a partir de los mismos textos evangélicos que en última son los que nos permiten asumir nuestras posiciones de liderazgo, legado que recibieron de Jesús, María de Magdala y las otras mujeres, (Mateo 28:8).

 

Consideramos que nuestra permanencia dentro de la Iglesia Católica es la que le da sentido al Movimiento ya que es a ella a quien está referida nuestra posición. Otras iglesias como la anglicana, pentecostal, luterana, ortodoxa y demás denominaciones tienen sus propios proyectos y a ellos apuntan quienes pertenecen a ella.

 

En consecuencia y por lo anteriormente expuesto no buscamos crear parroquias ni contar con una gran feligresía, pues apuntamos a las celebraciones inclusivas y circulares en las cuales no existe un líder alrededor del cual se mueve todo: Sacerdote o Pastor. Ejercemos el sacerdocio como un servicio comunitario, donde todos participan, siguiendo la experiencia de Casa-Iglesia de las primeras Comunidades, pues somos un Movimiento y no una fracción de la Iglesia Católica.  Creemos en la igualdad y la dignidad de las personas frente a la trascendencia de su espiritualidad. La Iglesia, la concebimos como Comunicación, no es monologa, ni forma como la escuela, donde nos sentamos dando la espalda unos con otros, ni es agencia de noticias, el poder androcéntrico y adultocentrico, (querámoslo o no, nos atraviesa) disfraza su comunicación, quiere comunicar y no comunica porque no cuenta con la persona humana, no la necesita, su estructura se impone y es infranqueable, solo le interesa comprar, vender, ejercer el poder, la violencia, y lo que no le sirve a sus pies, lo desaparece,* la vida espiritual se hace a base de las experiencias de vida de los participantes, provocados a  través de la reflexión de la Palabra de Dios como eje central. Él no nos quiere robotizados, Él no nos trata como ignorantes. Nos trata y respeta como lo que somos, seres humanos creados a su imagen y semejanza. (Génesis 1:27) Dios nos sigue hablando creando lazos de fraternidad comunitaria.

 

“Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste”. Juan 17:21

 

NOTA: RECOMENDAMOS LEER EL SIGUIENTE ARTICULO:

https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2019/06/11/la-profecia-de-ratzinger-sobre-el-futuro-de-la-iglesia-en-1969/

__________________________

 

*Se comentaba de un joven, a quien la abuela le invitó a que le acompañara a la Misa, y el joven le respondió: “Abue, yo allá no quiero ir a perder tiempo, porque allá no me necesitan”.

* Asesinatos de líderes sociales, “falsos-positivos”, violación a los Derechos Humanos, si, ayer era colocar cercas, ahora se hacen muros y se levantan fronteras. Polarización fenómeno, no solo del país, sino en las familias y amistades. Mi palabra vale, la tuya no. No somos capaces de reflexionar juntos/as. Lo que vale es lo que diga e imponga el otro/a.

 

Con anticipación Juan Esteban me llamó, para decirme que la abuela, -la señora Carmen Tulia-, queria se le celebrara un Eucaristia, con su familia en la casa. Ví que podia el domingo, y me dí cuenta que coincidia con el Dia de la Madre y el Buen Pastor. La familia aceptó, lo vio muy bien, aprovechar que estaban varios de sus hijos reunidas celebrando el Dia de la Madre.

Nos reunimos a partir de las 5pm. Aunque ya me conocían de una celebración anterior, les dije, que tenia novedades para compartir en esta celebración. Teniamos presente a la abuela, y a Amparo la madre de Juan, les comenté que como la abuela, era la que habia pedido el servicio, a ella le iba a solicitar que me revistiera. ¿Por qué? porque son los laicos, los que empoderados de su papel en la Iglesia, solicitan la celebración.

La abuela, la señora Carmen Tulia, se apresura a revestime, entendiendo ¿por que? lo esta haciendo.
He invitado a la abuela, a concelebrar conmigo en el Altar. ¿Por qué ? Porque ella, asi mismo Amparo estarán conmigo en el Altar, presentandolas ante su familia, diciendo: Ellas, tambien recibieron el Bautismo, la sacramentalidad no es para unos si y otros no, además ellas son las que en sus hogares han conservado la fe y enseñado los valores cristianos.
Colocando la estola a la señora Amparo.
Invitando a iniciar la celebración y preguntando que queremos celebrar y por qué: Acción de gracias, y pedir por las necesidades de la familia, fueron diciendo…hasta Emiliano el niño, pidio por sus necesidades en el colegio.

Comparto y explico los origenes de la celebración Eucaristica. De cara al Evangelio, comentamos, como nuestras abuelas y madres se asemejan al Buen Pastora, capaz de dar la vida por sus hijos. Y como esas abuelas y madres no mueren, porque ellas siguen presentes en nosotras/os.

Una vez realizadas las oraciones del inicio, y haber comentado lo que significaban para primeras lecturas, pasamos a la lectura del Evangelio después de pedirles que escucharan lo que le iba a decir a Juan Esteban: “Purifica Señor nuestros labios y corazón, a fin de que anunciemos tu Evangelio, digna y honestamente”.

Las mujeres tomamos sitio en el Altar y nos disponemos a celebrar.

Los niños no podían faltar. Ahi esta Juana, y trepado en la silla no se quiere perder nada se encuentra Emiliano. Amparo esta pendiente de que se eche el vino en el cáliz.

Motivando para el momento especial de la Eucaristia. “Santifica estos dones, fruto del trabajo de mujeres y hombres…”

“Todo es Tuyo, Dios, y de lo que es Tuyo te damos”

Estamos en la Plegaria Eucaristía.

La Comunidad presente, extiende sus manos y repiten con la celebrante las palabras de la Consagración. ¿Por qué lo hacemos? Porque estamos haciendo nuestro compromiso igual que Jesús de entregarnos al servicio, de compromoternos en ayudar al otro/a y el desafío y mandato fue para mujeres y hombres: “Hagan esto en Memoria Mía” Lucas 22:19

“Los dones de Dios, para el Pueblo de Dios, pan y vino, entregado a ustedes, tomenlos, con fe y agradecimientos. Ellos son para nuestra liberación.”

Las dos mujeres mayores del grupo, abuela y madre, reparten la comunión entre sus hijos y nietos. Aqui Amparo dandole el cáliz a su hijo Juan.
Quienes hemos preparado, y servido en la celebración, somos las últimas en comulgar…

Terminada la Eucaristia, nos disponemos a limpiar los elementos empleados, la señora Carmen Tulia, observa muy cuidadosamente. Hacemos la oración final, bendecimos. He invitamos: “Salgamos con gozo al mundo, a anunciar el Evangelio.

Remitido ale-mail


Popayán-Vereda Julumbito. Celebrando la Eucaristía en Casa-Iglesia,
Cecilia Santana. ARCWP.

 

Celebrración de la Eucaristia por las Madres, Pastoras y Pastores pues el dia coincidio, con el dia del Buen Pastor, fue una celebración de vida donde compartimos experiencias de Mujeres y hombres comprometidas/os testimonian de manera libre el seguimiento de Jesús como Gerardo Valencia Cano, Laura montoya, Yolanda Cerón, Teresita Ramirez, Berta…Oramos por las Madres enfermas en especial mi hermana Beatriz, por los/as lideres sociales y otras realidades de sufrimiento que vive el pueblo frente a la guerra disfrazada de Paz. La Eucaristia la solicito la familia nariñense que aparece en la foto.

En el momento de la Consagración, todos pronuncian, las palabras de la Consagración y extienden sus manos, sobre las especiales del pan y del vino. “Hagan esto en Memoria Mía” Lucas 22:19

Remitido al e-mail.

Nos estamos aproximando al mes de mayo, mes para conocer y dar gracias a María, la Madre de Jesús.

Me acerqué a María, con el interés de conocerla personalmente. Pues las imágenes que me han presentado de ella, ninguna corresponde a su identidad como mujer judía, Madre de Jesús y nazarena.

Ella misma, no está muy contenta con la forma y estilo en que la han venido mostrado, esta que se quiere bajar de estos pedestales, esa ropa cargada de oro, plata y perlas, la hacen sentir muy incómoda, el cetro y la corona le pesan.

Mucha, pero mucha gente, la tienen acosada pidiéndole favores, su casillero ya se desborda, tiene fisuras y se revienta, ya Ella, hizo lo que tenía que hacer y lo hizo muy bien hecho. No solo nos enseñó su fiel obediencia al Padre (Dios) aceptando ser la Madre de Jesús, sino que se empoderó de su papel como tal, y como mujer que sabía cuál era su papel y oficio, como mujer y profeta, en la sociedad patriarcal-machista que le tocó vivir.

María como mujer, no solo fue esposa y madre, sino una mujer profeta. Dentro de la realidad que le tocó vivir; el sufrimiento de su pueblo, bajo un emperador (Cesar) hecho tirano, dictador y un rey sicario y homicida (Herodes). Ella, vivió en carne propia la tiranía del imperio romano.

¿Por qué ese afán de mostrarnos a María, como mujer sumisa? Se sabe que Ella, es nuestra lideresa, nuestro ejemplo a seguir, nuestra modelo.

Es Ella, la primera mujer sacerdote (presbitera) que lleva en su seno a su Hijo Jesús, el Liberador, cual custodia misionera.

Es Ella, la mujer rebelde, indignada ante la injusticia y el sufrimiento de su pueblo. Es Ella, la que nos libera de normas, leyes y dogmas, llevando, y mostrándonos la Buena Nueva, que palpita en sus entrañas, y hace saltar de gozo a quien a Ella se acerca (Juan El Bautista).

Es Ella, la mujer que conoce, investiga y nos enseña, la Escritura Sagrada, que su tío político el Sumo Sacerdote Zacarías, en sus manos deja.

Es Ella, la que se apropia de las palabras del Profeta Isaías, y con dignidad serena, a su prima Isabel se revela como mujer inconforme, mujer que protesta, mujer profeta, y de sus labios sale el Canto del Magníficat, (Lucas 1:46-55) que a muchas/os asusta, porque le ven como una arenga.

Es Ella, quien convoca, es Ella, quien da confianza, a las discipulas/os con su presencia.  Fue Ella la primera en el Salón del Cenáculo, junto con sus amigas (Hechos 1:14), y amigos seguidores de Jesús, en aquel Pentecostés, dando inicio a la Iglesia Pueblo de Dios. Por eso Ella, ha sido y es llamada Madre de la Iglesia Pueblo de Dios.

Que sea el mes de mayo, el mes para conocer de María, su identidad, su personalidad, su maternidad, su dignidad, como mujer rebelde y de protesta ante las injusticias.

¡Salve Maria! Te ofrezco mis rosarios hechos Magníficat, para aprender de tu experiencia, de tu compromiso y testimonio, sin clericalismos, sin templos, allí donde viven nuestros hermanos/as, víctimas del desalojo, del desempleo, del sectarismo, del fundamentalismo, marginados, y excluidos de la injusticia.

CANTO DEL MAGNIFICAT

(Lc 1, 46-55)

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi liberador; porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.”

¡Salve María! Liberadora nuestra! Tu vida es Buena Nueva, es novedad, tu vida es compromiso y desafío para vivir y anunciar el Evangelio, pleno de energía divina, de gozo y liberación. (Lucas 16:16)

*Presbitera católica

Este es el barrio, donde viven las dos nuevas diaconas, Barrio Solferino, Manizales-Caldas.

Recogen el agua llovida. Las escaleras, son un “poco” peligrosas, para subir al segundo piso.

                                         Imposición de manos a Maria del Carmen.

Imposición de manos a Ma. Bernarda Salazar

Libre y voluntariamente, María del Carmen López, y María Bernarda Salazar (chilena) piden ser admitidos en el Movimiento ARCWP-Suramérica. Miran el documental: Humo rosa sobre el Vaticano. Leen y firman la Constitución. Aceptan ser ordenadas al ministerio del diaconado en el Rito Católico Romano.
María del Carmen López, en la lectura del evangelio. Compartiendo la homilia,
MC firmando la Constitución.

La ceremonia se ha realizado, de manera sencilla, en privado, debido al ambiente, que se vive en esta región.

* Presbitera católica romana.

Manizales, abril 18 del 2019.

 

SE DERRIBAN LAS ESTRUCTURAS Y SUS JERARQUIAS:

“Mateo 25: 50-51”, en ese momento, la parte del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron “.

Orando, leyendo y reflexionando con los ojos de la mujer, vamos a ir al rescate de la historia e iremos tejiendo la historia oculta, que se encuentra en la igualdad y la semejanza de las hijas e hijos de Dios (Génesis 1:27), en equidad y justicia.

Llama la atención, el momento de la muerte de Jesús, el lugar del templo fue rasgado en dos. Muchas restricciones han sido para entrar en el Templo de Jerusalén, muchas divisiones y separación total, Santuario del Santuario, que no ha sido posible sino en el Sumo Sacerdote una vez al año. Sacerdote de Cristo es el Único Sumo, que con su sacrificio y la muerte, el velo de la marginación de arriba abajo, abriendo el paso para que entremos todos el cuidado, el Santuario, mujeres, hombres, ancianos y niños de todos los tiempos , de todas las culturas, de todas las etnias, de igual manera de manifestar de los cielos, no de una cuestión de unos pocos, sino que se trata de una experiencia universal y global. del proyecto de amor de Jesús.

”(Lc 1,52), con esto, el evangelio se traduce en la experiencia de la unidad que permite dejar de lado el tema Temas relacionados con las relaciones humanas con el poder, el tener y el placer y adentrarse en la experiencia de la humildad y la libertad, lo que significa dejar a un lado los prejuicios y descubrir el futuro de Jesús es un servidor / al estilo de las primeras cristianas el bien de aquellos que han sido entregados como hermanos y hermanas.

Por esta razón, cuando se piensa en el testimonio de Jesús, en el largo de su vida, en la actualidad, en la práctica, en la experiencia, se puede decir, raya, con el perfil, y en el sentido humano. ¿Qué es un mensaje de esperanza y de amor? ¿Cuál es el problema? como yo los he amado. De ahí que algunos momentos de su vida, como la parábola del samaritano, rompan fronteras y muros, antihumanas. Si bien es cierto, algunas de sus actitudes son mucho más allá de las normas que corrompen el encuentro del amor que Él nos enseñó, por ejemplo: Curó en día sábado, comió con publicanos y pecadores, hablo con mujeres en la calle. Sació el hambre a más de 5.000, sin contar las mujeres y los niños. Instrumento, capacitó y educó, Sermón de la montaña.Dejo instrucciones de cómo relacionarnos con Dios-Padre-Madre (El Padre Nuestro). No se guardó antes de la corrupción y los abusos del clero, (“colocan cargas pesadas …” (Mateo 23: 4) y se eliminaron las mesas de negocio en el Templo.

Jesús, nunca se proclamó sacerdote, ni obispo, ni diacono, fue un hombre más, un creyente que, con la autoridad y el sentido de la equidad y la justicia, el suministro de la humanidad de las esclavitudes que impiden obtener la felicidad. Para él, el poder radicaba en la capacidad de amar y de servir, por esta razón, la tarea de quienes han sido llamados a su servicio no es la de otorgar títulos, sino también la vida con la comunidad.

Algunos ejemplos de la vida de Jesús.

La Última Cena, como Santa Misa, Sagrada Eucaristía, Santa Cena, fue una comida judía, que resalta la condición humana; partiendo y compartió el pan (comida) y dio vino, partiendo con sus familiares, amigos, amigos, diciendo en el presente: “este es mi cuerpo” = este es Yo, esta es mi Persona, refiriéndose al pan. Presentando el vino dijo: “Esta es mi Sangre es mi vida, Nueva Alianza de compromiso y servicio liberador para todos ustedes”.

Dios, se hizo humano, en Jesús. En cada Eucaristía entrega su humanidad. Él había dejado lo que “sagrado”, lo “divino” en el cielo, se abajó, para enseñarnos un ser humano, sencillos, libres, justos. Eso fue, sigue y sigue siendo el Verbo Encarnado. En su Testamento nos dejó esta recomendación: “Hagan esto en Memoria mía, hasta que Yo regrese”.

Es imposible pensar que Dios cometió un error, o se contradiga. No se hizo, si su mensaje hubiera sido la exclusión, la marginación, el desprecio, el mal resultado, el resultado, el abajarse al ser humano, para “divinizar” a unos y otros / as no.

No es un error interpretar el signo del rasgado de arriba a abajo del templo del Templo, como el mensaje de Jesús nos deja al entregar su Espíritu a Dios Padre-Madre. Se rompen las estructuras, el poder religioso, se derriban las leyes, se derrumban las jerarquías quedando solo el aire fresco del Espíritu, purificando los ambientes del cielo y la tierra, sin que nadie lo ataje ni lo impida, ni la propiedad que Lo comió: “sopla donde quiere y como quiere” (Juan 3: 8).

El siglo II dC es su historia lógicamente escrito por los hombres, detectamos a una medida que el grupo de los cristianos fue creíble en la necesidad de jerarquizar a los líderes. Pero, ninguno de los evangelios ha dejado como referencia el tipo de controles y la jerarquización de los líderes tal como hoy conocemos. Si bien es cierto, Pablo habla de obispos, presbíteros y diáconos, concibe como personas que se basan en los dones y los carismas.

Por esta razón se tiene que reconocer que los seguidores de Cristo, no tiene como punto de unión un Templo, una Sinagoga, una Parroquia, un salón, o los ministerios jerarquizados; el Padre de Rvdo, la Madre de Rvda, el Señor Obispo, SE … la unidad que siempre se ha buscado: la Palabra y el Amor, a través de la construcción de la Comunidad, y esto es en la casa, así nos Los primeros cristianos en Hechos de los Apóstoles, no una sino varias veces. Por eso, la experiencia de nuestro Movimiento, es Casa-Iglesia.La experiencia no es fácil, es difícil, porque es más fácil, construir templos, salones, acompañar a “rezar” lo rezado, sin prepararnos, reflexionar la palabra, visitar las familias, invitar a la casa, a tomar un agua de panela, para hablar de Jesús, Aquel que fue “Resucitado, Aquel a quien Felipe le dijo: ” Muéstranos el Padre, y con eso está bastará “. Y Jesús le responde:” ¿Tanto tiempo con ustedes como todavía no lo he visto? Esa respuesta es clave para saber qué se está refiriendo.

Muchas veces nos hemos dicho que no tenemos vocaciones, que la Iglesia se está derrumbando, que vemos los conventos se están acabando. Jesús se escapó de esos espacios tan “sagrados”, ahora, y por las calles, como un inmigrante, un sudoroso, un vestuario, un rasgo y un sucio, un hambre, un enfermo, un lugar donde vivir, un desplazamiento, un desarraigado de su cultura, de su familia. . Vuelve y surge la pregunta: “¿Tanto tiempo con ustedes, y aún no hemos visto?”.

¿En que hemos demostrado nuestro testimonio? ¿Qué testimonio estamos dando? ¿Por qué nuestras frases, no convencen? ¿Será que solo decimos frases de cajón aprendidas de memoria, y repetimos frases de otros / as, será que se escuchen las lenguas, que hasta el momento nadie ha sido interpretado, eleva y engloba con su imaginario, o nos escampamos bajo el paraguas de otros, sin ningún esfuerzo? ¿Porque creemos que podemos camuflarnos y pasar desapercibidas / os ante el enemigo? Sin aclarar, sin preguntar creando quizás confusión entre la gente?

“No tengan miedo” (Mac. 16: 1-8), dijo el joven vestido de blanco, a las mujeres que fueron a la tumba vacía. El mensajero de Dios, el conocimiento y conocimiento de nuestras angustias y sufrimientos, además de tener miedo hace mucho tiempo, nada se escucha. Solo sabemos que hay que quitar una enorme piedra, que no podemos con ella.

Lo que vivimos en nuestro ministerio es precisamente cómo quedamos pensando, cómo vamos a quitar semejante piedra. El solo escuchar que ha sido resucitado y que la tumba está en un lugar seguro, un pánico y salimos corriendo y protegido, donde nadie nos ve ni nos pregunten nada.

¿En qué queda mi compromiso para mostrar a Dios Vivo en mi vida? Para invitar a mis hermanos / as, y decirles: “¿Cómo se comenta, se toma y se bebe, este es mi cuerpo, esta es mi sangre”? Es capaz de asumir las palabras de Jesús, en aquel: “¿Es así?” “¿Quien me mire te vea”.

Después de estos comentarios y reflexiones, nuestro Movimiento abre sus puertas para recibir dos candidatas al Diaconado, en este día significativo. Ellas, (Maria del Carmen López y Maria Bernarda Salazar) con su testimonio, quedan con el desafío, muestran el rostro de Dios, siendo mensajeras del Reino de Dios, allí donde vayan. AMÉN. 

 

* Obispa católica romana ARCWP

Nube de etiquetas