Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

Archivo para mayo, 2015

COLOMBIA: Traspasando fronteras invisibles, llevando solidaridad. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

“La Divinidad te sostendrá en el lecho del dolor, Ella transformará la cama de su enfermedad” Salmo 41:4

Hemos acordado visitar a nuestra hermana Margot, en el Barrio Santa Cecilia-Manrique, quien se encuentra muy delicada de salud. Tiene 51 años. Esta semana inicia las secciones de quimio. Es miembro de la Fundación Bordado a Mano. Nos acompaña en esta ocasión Elena Palacio, directora de la Fundación. Nos encontramos en la oficina. Ahi nos esperaba Miriam, comadre de Margot quien nos lleva hasta donde ésta se encuentra. Irene, hermana de Miriam es Madre Comunitaria y en su humilde casita donde funciona su jardín infantil comunitario,  cuida los hijos de las vecinas,  también aloja a nuestra hermana y le brinda sus cuidados. Los empobrecidos, suscitan la solidaridad entre ellos/as y rompen las fronteras del punto y raya de los mapas, leyes y gobiernos. Una vez más esto fue lo que vivimos y aprendimos de estas mujeres.

Elena  y Margot.

Elena (izquierda)  y Margot. (derecha)

Después de compartir un rato, acompañadas de una taza de café ofrecido por la señora Irene, paisana y amiga de Margot, le hemos llevado la Eucaristía, además del saludo de esperanza y alivio enviado desde la querida Comunidad de Pax Christi de Erftstadt-Alemania, quienes se han querido hacer  presentes, ofreciendo también sus oraciones.

VISITANDO A MARGOT EN SU LECHO DE ENFERMA.

SAM_2377SAM_2378SAM_2380La niña Dana Isabel, ha querido hacer la oración final por la salud de su tia.

Dana Isabela orando por a la Divinidad por Margot.

Dana Isabela orando  a la Divinidad por la tia Margot.

Los muchachos del barrio estaban en la esquina compartiendo. No se perdieron detalle de nuestra visita, sus miradas las sentíamos desde algunas ventanas. Cuando ya nos íbamos, se esfumaron, solo un par de ellos corrió a conseguirnos transporte para el regreso al centro. Todo fue tan rápido que se fueron loma abajo, no permitiéndonos que les diéramos las gracias.

*Presbitera católica romana.

Medellin, Mayo, 28 del 2015

COMENTARIO:

OLGA LUCIA ,buenas noches ,como termino de irle,
creo que muy bien y muy satisfecha por la labor tan especial que usted cumplió hoy,una labor humanitaria,espiritual muy aterrizada,acorde con la necesidad y la realidad que vivimos en nuestra querida Colombia,
Siéntase satisfecha porque acompañamientos como el que usted hizo hoy a Margoth,la familia, los niños y con nosotras en la Fundación,son los que necesitamos,sin templos lujosos y arrogancias aristocráticas,llegando directamente al ser humano,podemos ayudar a construir una sociedad mas justa y equitativa y evangelizar con mas sencillez.

Para nosotras usted hoy mas que todas las otras veces que nos ha acompañado y apoyado,usted FUE UNA ENVIADA DE DIOS.

Muchas Bendiciones e infinitas gracias.

Elena Palacio Ortiz  <bordadoamano1@hotmail.com>

Anuncios

Colombia: Cuatro mujeres sacerdotes desafían la jerarquía del Clero

Foto 1 de 5

Lunes 30 de marzo del 2015 | 22:10

Ellas se han ordenado dentro de la Asociación de Mujeres Presbíteras Católicas Romanas (ARCWP) que funciona de a nivel internacional.

Cuatro colombianas, las primeras en Latinoamérica ordenadas sacerdotes en el seno de un movimiento internacional de mujeres presbíteras católicas romanas, predican el Evangelio sin importarles su género.

La jerarquía de la Iglesia no las acepta y, por ende, el Vaticano tampoco; pero ellas están convencidas de que sólo deben obediencia a Dios.

“¿Que sólo ellos son los representantes de Cristo? No tiene asidero. Todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Todos somos iguales”, dice a la AFP Olga Lucía Álvarez, vestida de alba y con la estola violeta de la Cuaresma para oficiar misa en una casa encaramada en los cerros orientales de Bogotá.

Ese domingo, una decena de hombres y mujeres de todas las edades participan en la liturgia de esta mujer de 73 años, no en vano oriunda de Medellín, sede en 1968 de la conferencia de obispos latinoamericanos que buscó transformar la región a la luz de las reformas del Concilio Vaticano II.

Los fieles siguen las lecturas de la Biblia, entonan las canciones tradicionales, repiten los mismos salmos que en cualquier templo católico. Pero se congregan en círculo y no hay monólogos, ni Credo de Nicea. En esta ceremonia, la plegaria es conjunta, los feligreses comulgan primero, y la Divinidad es a la vez “Padre y Madre omniponente”.

“Respeto la plegaria eucarística. Lo demás tiene que brotar de la comunidad”, señala la sacerdote.

La orden a la que pertenece es la Asociación de Mujeres Presbíteras Católicas Romanas (ARCWP, por sus siglas en inglés), cuya obispa Bridget Mary Meehan ordenó a Olga Lucía en diciembre de 2010 en Sarasota, sureste de Estados Unidos.

El grupo, que hoy cuenta con 210 mujeres sacerdotes líderes de comunidades de unos 10 países europeos y americanos, comenzó en 2002 con la ordenación en el río Danubio de las siete primeras, que recibieron la sucesión apostólica de un obispo hombre en comunión con el Santo Padre.

“Creo que el espíritu está llamado a una renovación y no solamente relacionada con el sacerdocio femenino, sino con la inclusión”, comenta a la AFP Judith Bautista, la última colombiana ordenada, en noviembre de 2014, luego de Marina Sánchez, en enero de ese año, y Aída Soto en 2011.

Para el Vaticano, la función apostólica está reservada desde la teología y las Sagradas Escrituras a los hombres. Por eso, sostiene que las ordenaciones femeninas no sólo no tienen validez, sino que por la propia simulación del sacramento implican la excomunión de estas mujeres.

http://peru21.pe/mundo/cuatro-colombianas-sacerdotes-desafian-jerarquia-clero-2215513

Nube de etiquetas