Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

 

 

 apcr_color_solid_128px

Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

 

 

Vamos a celebrar la Eucaristía, en la Fundación Bordado a Mano.

 

Explicamos el nombre de la Fundación. Allí estamos personas, con heridas muy profundas, creadas por la Sociedad y la Religión. Como mujeres creativas, hemos pensando que podemos hacer con nuestros hilos de seres humanos, hacer nuevos tejidos y bordados de la Sociedad a partir de nosotras mismas. Somos tejedoras de una nueva Sociedad. Nuestro pasado queda atrás, sin memoria, a fin de impulsarnos hacia la Esencia Divina, en el renacer de nuevo!

 

No tenemos nada preparado. Ni siquiera altar, ni mantel. Estamos solo conversando reunidas en círculo, alrededor de un cirio, que nos evoca la presencia Divina.

 

…¿A qué hemos venido? Si vamos a celebrar la Eucaristía. ¿Qué se nos ocurre que debemos hacer? ¿Qué hemos traído, qué vamos a ofrecer?

Yannetty:

Qué hacer? prepararse como ofrenda!, hermosa, como ofrenda de amor, traer el corazón cargado de penas, angustias, dolores , pero también de agradecimientos, reflexionar sobre ellos y agradecer la oportunidad de la vida con todas sus viscitudes, ofrecerse como ofrenda agradable al Señor para proseguir en el amor,

Beatriz: Cuando he ido a la Iglesia, allá está todo listo, nada nos han pedido que debamos llevar, para la Misa.

 

Vicky: Nada hay que llevar. Allá va uno a oír hablar de Dios.  Cuando  no es a oir chachara, o un regaño, así no más.

Yannetty: Cuando  no es a oir chachara, o un regaño, así no más. 100% de acuerdo contigo Vicky, en especial, la cháchara y las críticas vienen de las “mas santas”, las de los puestos privilegiados”, las que viven metidas de cabeza en la iglesia y en la vida ajena, juzgando y considerándose perfectas. He allí una de las mayores contradicciones….por eso, aunque no veo de lejos y tampoco escuche bien, prefiero los puestos alejados, porque de lo contrario las tomaba por la oreja y las sacaba del templo, véase que no respetan ni las capillas de adoración perpetua donde hay avisos de “RESPETAR EL SILENCIO”.

Claudia: Es que la Misa, la hace el cura. Nosotros vamos…

Yannetty:  Últimamente está de moda que habla el cura y canta “La orquesta”, el pueblo de Dios tiene que callar….porque hasta el Gloria lo cantan los expertos músicos invitados o bien con unos equipos de sonido con tantos decibeles que Dios queda sordo y los fieles también…cuando lo lindo es oir las voces inexpertas pero llenas de amor, cada una a su tono, cantando sin gritar, sólo para alabar a Dios, no para lucirse al mundo.

  • Bien, hoy aquí vamos a celebrar todas, incluidos Alonso, Julio Cesar y Darío que hoy nos acompañan. Cerremos nuestros ojos, y vamos crear un ambiente de reflexión y oración. Pidiendo a la Divinidad permiso para estar en su Presencia. Dejemos que el Espíritu de la Esencia Divina, obre en nosotras….Invitemos a los ángeles, santos y santas del Cielo, invitemos a nuestros ancestros a celebrar con nosotras….concentremos en la Presencia Divina presente en cada una de nosotros/as. (….silencio)

 

…Tenemos una guía para seguir los pasos de la Liturgia sugerida por la Iglesia.

Aquí esta. No la vamos a seguir al pie de la letra, vamos a darle sentido a cada paso ahí indicado.

 

Después de estar en su Presencia Divina, vamos a proclamar El Gloria. Este cántico, lo escuchamos en casi todas las Eucaristías y de manera especial en la época de Navidad. Lo hacemos de forma tan mecánica, que ni nos damos cuenta que todos los días es Navidad!

 

Gloria a Dios en la Alturas!!!!

  • Tenemos ahora el “Señor, ten piedad”. Antes de hacerlo, les comento.

Cuando hagamos el “Ten piedad”, borremos ese temor, ese miedo a nuestro Dios Padre-Madre.

Acerquémonos delicadamente y digámosle: Lo siento, perdóname, te amo. Gracias!!!

Reconozcamos que somos responsables de muchas situaciones que vivimos y que afectan al mundo… (silencio….)

 

  • La Divinidad nos  acoge, abraza y bendice…

 

  • Nos preparamos para escuchar las lecturas….quién nos las quiere hacer?

Las lecturas que acabamos de escuchar, nos han compartido pedazos de la Historia de las primeras comunidades.

pedazos de la Historia de las primeras comunidades, interpretadas según su momento histórico.

 

Qué nos llamó la atención de las lecturas?

Qué queremos compartir en nuestra Comunidad, de lo que hayamos vivido en estos días? Tienen la palabra…

 

  • Lectura del Evangelio. Con la cabeza inclinada decimos:  “Purifica, Divinidad nuestros labios y corazón, para anunciar digna y honestamente tu Palabra”.

 

Escuchamos el Santo Evangelio, nos sentamos y hacemos la Homilía compartida, como lo hemos venido haciendo….

 

De qué trataba el Evangelio? Que nos dice hoy a nosotros/as? Qué inquietudes nos deja?

 

  • Terminadas las reflexiones alrededor de la Palabra, nos ponemos de pie para la proclamación del Credo.

Tenemos el Credo de Nicea. Pero, pregunte menos antes de la proclamación. Cuál es nuestro Credo, en qué creemos verdaderamente y por qué? Nos hemos hecho estas preguntas o nos contentamos con repetir y repetir el credo de terceros?

 

  • Presentación de las ofrendas…Qué vamos a presentar? Qué hemos traído?

Yannetty:  Yo, que vengo a la fuente del amor a ofrecerme como jarro vacío, para ser llenada hasta desbordar y así llevar a otros la buena nueva. Heme aquí , Señor, recíbeme como ofrenda pura y simple y lléname de tu amor y tu paz.

Un pan, una fruta, una flor del camino, no importa Señor, lo que he traído, no tiene que ser grandioso para “el mundo”, no tiene que ser una rosa de  la floristería, no tiene que ser una exquisitez, puede ser un banano, pero lo grande , lo bello es que será distribuido entre todos por igual, aunque sea un trocito, igual el pan, caramelos, igual flores silvestres…porque es el ágape. 
Margarita: Dónde están las ofrendas? Dónde las ponemos? No hemos preparado la mesa?

Elena: Ah, pues arreglemos la mesa, aquí hay un mantel, el Cristo, un cirio. Veni ayúdame.

…Veo, venir varias de las compañeras y cada una, trae algo para poner en la mesa.

Listo el altar. Voy pasando a  una por una extendiendo mis manos, y pido a cada una que quiere presentar ante el altar que hemos preparado y van diciendo: mi vida, mis hijos, mi familia, mi salud, mi trabajo… Simbólicamente, llevo lo recogido, a la mesa…

No me he revestido aún. Pregunto: Para esta segunda parte de la Eucaristía, ustedes que opinan, me debo revestir, o seguimos así?

Piden, que me revista. Aquí está el alba de color blanco, símbolo del vestido bautismal! Y la estola símbolo del servicio.

Mis queridas hermanas/os ustedes me están pidiendo un servicio. Ahora. Soy yo quien voy a pedir a ustedes el servicio de ayudarme a revestir. Con esta actitud, están ustedes una vez más recordándome, para qué he sido ordenada, y cómo son ustedes como Pueblo de Dios, que me autorizan para acompañarles en la celebración de los sagrados misterios.

Saturia y Sandra, vienen y me colocan el alba y la estola.

  • Nos dispondremos  a la presentación de las ofrendas recibidas, según el ritual.

….Bendita seas Divinidad, Dios del Universo

Por este pan y este vino,

Fruto de la tierra y del trabajo de mujeres y hombres,

Que recibimos de tu bondad y ahora te presentamos

Ellos serán para nosotros pan de vida y bebida de

Salvación.

 

Elena:  (Se acerca a la mesa)  y dice:

 

Esencia Divina! Santifica y multiplica estas ofrendas para la extensión

De tu Reino. Acepta la ofrenda de nuestras vidas, familias, bienes,

Trabajo, todo cuanto somos y tenemos, porque todo es tuyo,

Oh! Divinidad y de lo que es tuyo te damos. Amén.

 

  • PLEGARIA EUCARÍSTICA…(según el rito) En el momento de la Consagración, pedimos a quienes están presente compartiendo la celebración, extender sus manos y repetir conmigo las palabras de la Consagración.

Por qué? Porque, somos todos/as y cada uno los que nos entregamos y comprometemos como lo hiciera Jesús, entregando nuestro cuerpo y sangre al servicio, en la construcción del Reino de Dios y de la Iglesia, para la  equidad, paz y justicia según el Evangelio.

 

  • Oremos como Jesús nuestro Hermano Mayor nos enseñó:

Padre Nuestro…

 

…Tu que dijiste mi Paz les dejo, mi Paz les doy.

No mires nuestras debilidades, sino la fe de tu Iglesia.

Y conforme a tu Palabra concédenos la Paz!

 

  • Nos damos el saludo de Paz.

                          

                   …Los Dones de la Divinidad, para el Pueblo de Dios.

Tomémoslos en memoria de que Cristo murió por

Nosotros y alimentémonos  de El en nuestros corazones,

Por fe y agradecimiento.

 

Hermanas/os: Por el servicio que hago en este momento como celebrante soy la última en comulgar. Pido a ahora a la señora Olga María y a otra(¿) que vengan a servir la Eucaristía. Por qué la Señora Olga? Porque ella, como persona mayor del grupo, como esposa, madre y  abuela,  es la que ha conservado al fe, en su hogar, en su barrio, en su trabajo, y los valores del cristianismo en la Comunidad.

 

12) Se reparte la Comunión bajo las dos especies…

 

Canto de Eucaristía…

 

Se limpia el altar…

 

Oración Final…

 

Bendición final…

 

HERMANAS/OS: SALGAMOS CON GOZO AL MUNDO A ANUNCIAR EL EVANGELIO!!!

 

Yannetty: Cómo lo anunciamos? Cómo se les ocurre que sucede? Hablándole a la gente de Cristo? de la Misa? o hay una forma más potente y más hermosa? 

 

*Presbitera católica romana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: