Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

Archivo para marzo, 2017

COLOMBIA. MEDELLIN. UNA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA. Olga Lucia Álvarez Benjumea*

  EN LA SEDE DE FUNDACIÓN BORDADO A MANO:
  Donde rehacemos el tejido de la sociedad y de la religión.
 
Imagen integrada 1
Invitando a la Comunidad a disponernos ante la Presencia Divina, para
alabarle, bendecirle y darle gracias.
Imagen integrada 2
Escuchando la Palabra de la Divinidad, hecha por una compañera.
Imagen integrada 1

La Divinidad en manos de los discriminados,marginados por clase, color, sexo. “El Verbo se hizo humanidad” Juan 1:14

Madre e hija, (Liliana – izquierda, Beatriz centro, Alberto, derecha) salidas de la cárcel, él, tiene una hija en la cárcel. Este hermoso equipo, repartió la Eucaristía entre los asistentes.
*Presbitera Católica
Anuncios

¿CÓMO ES UN MINISTERIO SACERDOTAL FEMENINO? Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

 

Según las necesidades del Pueblo de Dios, cada una va desarrollando sus carismas. En esta ocasión vamos a compartir algunas experiencias.

La Rvda Chava Redonnet desarrolla su ministerio de manera especial, con los inmigrantes, en Rochester. Chava cada fin de semana nos hace reflexionar sobre su pastoral con los inmigrantes, lo cuales viven perseguidos por la gente de la migra. Tratándoles como delincuentes comunes, ya que les obligan a colocarse un chip o brazalete en los tobillos. Su delito; haber entrado al país de manera ilegal…a trabajar en los campos duramente, viviendo en condiciones infrahumanas.

Rvda Chava Redonnet +RCWP, en Rochester, EE.UU.

Rvda Chava Redonnet +RCWP, en Rochester, EE.UU.

Chava les acompaña a las audiencias y citas en la Corte, les ayuda a conseguir abogados, consigue la forma de que les prorroguen el tiempo de estadía, y su lucha ahora es acompañarles en la lucha por la reforma de la inmigración en los EE.UU.

Cada 8 días celebra con ellos y sus familias, la Eucaristía, compartiendo con ellos se entera de sus necesidades y en qué condiciones están frente a la situación de la migra.

Ella, con ellos, está avanzando en el uso del español, para poder llegar mejor a ellos. Casi todos los inmigrantes son hispanos, especialmente de Centro América.

Chava, también celebra la Eucaristía en la Casa de la Hospitalidad en San José, el Trabajador Católico, los Domingos a las 11a.m. Cuya comunidad esta vinculada a la proyección pastoral con los inmigrantes.

La Rvda Judy Beamount y la Rvda Judy Lee con la Comunidad del Buen Pastor en Fort Myers

Las Rvda Judy Beamount y  Judy Lee  ARCWP con la Comunidad del Buen Pastor en Fort Myers. FL 

 dscn1869

Judy Lee con los jovenes de la Comunidad del Buen Pastor.

Judy Lee con los jovenes de la Comunidad del Buen Pastor.

Este par de mujeres sacerdotes, realizan su ministerio en la Comunidad del Buen Pastor. Ellas, atienden a todas aquellas personas indigentes, rechazadas de la sociedad, celebran con ellos la Eucaristía, les orientan y atienden en sus necesidades, de vivienda, salud, educación y guardan de su formación espiritual.

Les acompañan y buscan abogados para ayudarles a tener una mejor calidad de vida, proteger sus derechos.

En estos días nos han compartido la experiencia de acompañar a Mary Anne, en sus últimos alientos de vida, quien pertenece a la Comunidad, ella, ha venido luchando contra el cáncer, además de su enfermedad, su gran sufrimiento, ha sido el alejamiento de su hijo Roy, quien regresa a casa y por primer vez, fue capaz de decirle a su mamá aquellas palabras milagrosas de “Te amo!. El trabajo de una Pastoral Familiar, ha logrado este reencuentro, momento de reconciliación y perdón.

La Rvda Judy Lee, rodeada de la Comunidad del Buen Pastor, en Fot Myers. FL.

La Rvda Judy Lee, rodeada de la Comunidad del Buen Pastor, en Fot Myers. FL.

En esta; Comunidad del Buen Pastor, lleno de amor y ternura, que desborda en calor humano, para muchos afros, y centroamericanos, que han viajado a los EE.UU a buscar mejorar su vida y la de sus familias. Ellas, a través de su ministerio protegen la vida, de discapacitados como el caso del hombre retrasado mental y sin manos, que recién nos compartían.

El estilo y forma de cómo se realiza el ministerio sacerdotal femenino, tiene que ver con una profunda vida espiritual, y vivencia del Evangelio haciendo realidad el Reino de la Divinidad en medio de los necesitados/as sobre todo en aquellos desechados de la sociedad.

En cada Eucaristía, tanto Chava, como las Judys, con la Comunidad celebran dando gracias, por los logros alcanzados en favor de sus hermanos/as desprotegidos, lo comparten y lo viven en Comunidad y nos lo dan a conocer porque en la diversidad, en la inclusividad se hace presente la Esencia Divina en su UNIDAD Trinitaria.

En la postración: rito de humildad y entrega al servicio de la Comunidad.

En la postración: rito de humildad y entrega al servicio de la Comunidad, en total “ob-audire”

El ejercicio en el ministerio sacerdotal femenino, es la Obediencia, que no es sumisión. Tanto el obedecer como el orar, es amar y saber escuchar. Obediencia viene del latín “ob-audire” que significa escuchar con atención. No es obediencia a la “autoridad” jerarquíca, sino obediencia a la voz amorosa de la Esencia Divina, que nos suele llamar insistentemente de muchas maneras. No es obediencia a normas, estatutos, dogmas, constituciones, es el “ob-audire” a su Palabra, a su Evangelio.

 

*Presbitera católica

Nube de etiquetas