Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

La señora Lucia miembro de la Comunidad, impone sus manos sobre Lucero Arias. Es el pueblo que nos pide el servicio.

 

Querida hermana.

Me atreví a escribir porque mi corazón se siente impotente y entre más cercano no compinche, la gente solo en el tiempo pasado, pero nosotras creo que nos sentimos más cerca la vida de nuestros próximos, y de la vez que nos une nos entendemos.

 

UN DOMINGO EN MI VIDA
Generalmente visito a mi madre dos veces en la semana y uno de esos en el futuro porque ella espera siempre a sus hijos e hijas para compartir algún alimento que cree que nos gusta.
Últimamente, la visita se ha convertido en un problema de aseo, se trata de una tarea muy completa que se ha realizado desde hace muchos años.
El dia de ayer la encontré con ánimos de caminar y de salir por la vera que tenía una cabeza de gato y una ganita en la casa de una mujer llamada Marina, porque tenía mucha admiración porque tenía una terraza o una plancha unas gallinas y pollitos, para ayudar a construir un lombricultivo y abono orgánico aprovechando el estiércol de las aves.
Luego visité una familia donde el padre a raíz de un derrame cerebral quedo con dificultades para hablar y moverse, con dos hijos con movilidad limitada desde su nacimiento, ahora tienen 26 años, pero cuando conversamos uno se olvida de su situación, reflejan más alegría que cualquier jóven de su edad, definitivamente hay gente que enseña la vida, también la madre enferma, esa casa parece un hospital, al observarlos una no entiende de que viven.
Luego donde una amiga por el barrio zamora, tiene la mamá muy  cercana a la muerte, pero me impresionó  cómo la familia se ha unido en pro de ayudarla, cuidarla y protegerla, estaban todos, que belleza de familia, y la señora muy débil apenas pudo reconocerme y con su dificultad para hablar me dijo que estaba muy pasada de peso. Sus hijas, atendiendo a su ruego, han optado por dejarla en  casa para que no la torturen en el hospital.
Ella se llama Irene Palacio, una mujer negra campesina, que me hizo pensar en lo vulnerables que somos, ella era muy callada, por lo que se demoró en decir que se sentía mal, cuando habló fué porque tenía una cáncer avanzado de estómago, ya veo que le ganó, la conozco desde que yo estaba pequeña, era una casi vecina de mi vereda, de pequeña mi mamá me mandaba donde ella frecuentemente por el intercambio de productos alimentarios acostumbrados en esa época, me gustaba mucho ir porque era muy amable, atenta y amorosa.
Le tomé la mano a Doña Irene, se sentía fría y débil, pensé en lo fuerte que era y cómo el tiempo acaba con cada persona no importa cuán fuerte es.
Es el fin de una historia de mujer, probablemente esta misma semana tiene su último respiro, o probablemente se alivie eso dicen, que no lo sabe sino Dios.
Una historia de mujer a la que le tocó lidiar con el machismo en su máxima expresión, mujer campesina, se veía hermosa con su delantal y feliz en su casa, ella no supo que la mujer podía defenderse de la opresión de un hombre, no supo que podía enfrentarse con la sociedad y luchar por sus sueños, se vehía conforme y feliz por su vida, sin embargo el esposo se veía gritón, gruñon y borracho.
Es el final de otra historia de mujer, mujer fuerte, sabia y luchadora pero de una forma diferente, sus ideales eran poder levantar a sus hijos e hijas como personas de bien y lo logró, verla en su lecho de muerte con sus cuatro hijas y su hijo unidos en pro de sus necesidades, ni se sabe quien compra más, el caso es que hay tintico o juguito para cada persona que se conduele de su situación y les visita.
Otra historia de familia en donde se siente la presencia de Dios, que la fortaleza en una situación de dolor, las enseñanzas, las enseñanzas del amor en el camino de Jesús.
Gracias hermana mía
Un abrazo
Lucero Arias Manco
Presbitera ARCWP
Remitido al correo electrónico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: