Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

No soy teóloga, no soy canonista, soy una laica empoderada: presbítera católica.

¿Qué quiere decir “laica empoderada”?

Es el desarrollo del crecimiento en la toma de la conciencia del poder en la participación de una persona o un colectivo, en los espacios donde ha sido marginado / rechazado / ao despreciado / a. Es quien quiere vivir intensamente su bautismo. Empoderar no tiene nada que ver con sacralidad, divino, o santificación.

¿Puede un laico / a decir las palabras de la consagración en la Eucaristía?

No soy teóloga, no soy canonista, soy una laica empoderada: presbítera católica.

¿Qué quiere decir “laica empoderada”?

Es el desarrollo del crecimiento en la toma de la conciencia del poder en la participación de una persona o un colectivo, en los espacios donde ha sido marginado / rechazado / ao despreciado / a. Es quien quiere vivir intensamente su bautismo. Empoderar no tiene nada que ver con sacralidad, divino, o santificación.

¿Puede un laico / a decir las palabras de la consagración en la Eucaristía?

Claro, que puede. No son palabras de él o de ella, son las palabras de Cristo.

A propósito de esta pregunta, Santo Tomás de Aquino, autor de la Suma Teológica, nos dejó un texto, que vemos a continuación. Dados así en el tomo III sobre la Eucaristía:

1. Ya se ha dicho anteriormente (q.78 a.4) que este sacramento se consagra por virtud de las palabras, que son las que forman la forma. Pero las palabras no cambian porque la pronuncie un sacerdote o cualquier otro. Luego parece que no solo el sacerdote, sino también cualquier otro, consagrar este sacramento.

2. El sacerdote consagra este sacramento en nombre de Cristo. Pero un laico santo está unido a un Cristo por la caridad. Luego parece que también un laico puede realizar este sacramento. Por lo que San Juan Crisóstomo, en Super Mt. ‘, dice que todo santo es sacerdote.

3. De la misma manera que el bautismo, también este sacramento está destinado a la salvación de los hombres, como consta en lo dicho anteriormente (q.74 a.1; q.79 a.2). Pero, como también se dijo (q.67 a.3), también un laico puede bautizar. Luego no está reservado al sacerdote la confección de este sacramento. (1)

Otra pregunta. ¿Entonces según esto no hay necesidad de ordenación?

¿Quién ha dicho que no? Precisamente la “ordenación” es para empoderar. Siempre y cuando sea elegible / as tenga el llamado, y apoyado por la comunidad que pide el servicio de la celebración.

¿Dónde se puede corroborar dicha información?

Buena pregunta. Se puede leer en Hechos de los Apóstoles 6: 1-7:

“En aquellos días, como creció el número de los discípulos, hubo una murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de los que eran desatendidas en la distribución diaria.

Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros, siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y la sabiduría, a quienes se encarguemos de este trabajo.

Y nosotros persistimos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Agradecemos la propuesta a toda la multitud; y elegí un Esteban, un hombre lleno de fe y un Espíritu Santo, un Felipe, un Prócoro, un Nicanor, un Timón, un Parmenas, ya Nicolás prosélito de Antioquía; a los que se presentan ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Y creció la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaron grandemente en Jerusalén; También muchos de los sacerdotes obedecían a la fe ”.

Aquí vale la pena comentar algo más, en la actualidad, sospechamos y nos damos cuenta para establecer y ratificar la configuración de la Iglesia católica con los principios que tienen que tener más que con el concepto judío de sacerdocio, con el concepto de evangelización y carismas para el bien de la comunidad misma, es casi como pensar en el establecimiento de una doctrina de las elites, una experiencia donde ser evangelizador, ministro o cristiano, una decisión de unos cuantos que a los dueños de la salvación, limitan las Las tareas y las obligaciones del pueblo, lo que se refiere a los principios de hacer, vivir, celebrar y empoderarse del misterio del amor, del misterio de la fe.

Por esta razón, tengo que afirmar que un laico / a empoderado / a, trabaja para hacer profano (lo que profano tiene que verso como la experiencia de un Dios que se hace humano, de un Dios que nos ayuda a superar los legalismos para insertarnos en el campo del amor oblativo, del amor que no tiene límites, de la verdad que supera los prejuicios y las verdades impuestas que tan solo nublan la conciencia y evitan la posibilidad de sentirse partes del proyecto de Dios) lo divino y lo sagrado, haciendo Que lo divino y lo sagrado, llegue a la tierra, lo humano, lo cotidiano de la vida. Haciendo presente al Dios humano, no por sus palabras sino por las de Cristo mismo.

Otra pregunta. Entonces, ¿Dios está presente en la consagración por las palabras de un clero corrupto, un pedófilo, o uno / a que vive doble moral? ¿Los sacramentos que realizas son válidos?

Termine respondiendo estas preguntas: El laico empoderado = elegido = ordenado, mujer o hombre, porque las palabras dan, no son de él o de ella, son las palabras de Cristo, los sacramentos son totalmente válidos, más no lícitos. Además, cuando Jesús, celebrando la cena con sus amigas / os les dijo: “Hagan this in Memoria Mía” (Lucas 22: 14-20) no lo dijo en singular, lo dijo en plural, para todos / as, su mandato No Es propiedad privada, y menos solo para “algunos”. Queda pues en entre dicho que “todo santo es sacerdote”. O que el empoderar = ordenar = consagrar, consagra a la “santidad”.

Queda la puerta abierta, para seguir averiguando, leyendo, investigando, elevando nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios, creados en su imagen y semejanza.

* Presbitera católica.

Laica empoderada.

______________________________________________________

  1. http://hjg.com.ar/sumat/d/c82.html    Como es sabido, santo Tomás dejó su libro, promediando el tratado sobre los sacramentos de la Tercera Parte. Más tarde sus discípulos compusieron las partes anteriores, basándonse en escritos anteriores del santo. Esta versión  no  incluye ese «Suplemento de la Tercera Parte».

Claro, que puede. No son palabras de él o de ella, son las palabras de Cristo.

A propósito de esta pregunta, Santo Tomás de Aquino, autor de la Suma Teológica, nos dejó un texto, que vemos a continuación. Dados así en el tomo III sobre la Eucaristía:

1. Ya se ha dicho anteriormente (q.78 a.4) que este sacramento se consagra por virtud de las palabras, que son las que forman la forma. Pero las palabras no cambian porque la pronuncie un sacerdote o cualquier otro. Luego parece que no solo el sacerdote, sino también cualquier otro, consagrar este sacramento.

2. El sacerdote consagra este sacramento en nombre de Cristo. Pero un laico santo está unido a un Cristo por la caridad. Luego parece que también un laico puede realizar este sacramento. Por lo que San Juan Crisóstomo, en Super Mt. ‘, dice que todo santo es sacerdote.

3. De la misma manera que el bautismo, también este sacramento está destinado a la salvación de los hombres, como consta en lo dicho anteriormente (q.74 a.1; q.79 a.2). Pero, como también se dijo (q.67 a.3), también un laico puede bautizar. Luego no está reservado al sacerdote la confección de este sacramento. (1)

Otra pregunta. ¿Entonces según esto no hay necesidad de ordenación?

¿Quién ha dicho que no? Precisamente la “ordenación” es para empoderar. Siempre y cuando sea elegible / as tenga el llamado, y apoyado por la comunidad que pide el servicio de la celebración.

¿Dónde se puede corroborar dicha información?

Buena pregunta. Se puede leer en Hechos de los Apóstoles 6: 1-7:

“En aquellos días, como creció el número de los discípulos, hubo una murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de los que eran desatendidas en la distribución diaria.

Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros, siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y la sabiduría, a quienes se encarguemos de este trabajo.

Y nosotros persistimos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Agradecemos la propuesta a toda la multitud; y elegí un Esteban, un hombre lleno de fe y un Espíritu Santo, un Felipe, un Prócoro, un Nicanor, un Timón, un Parmenas, ya Nicolás prosélito de Antioquía; a los que se presentan ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Y creció la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaron grandemente en Jerusalén; También muchos de los sacerdotes obedecían a la fe ”.

Aquí vale la pena comentar algo más, en la actualidad, sospechamos y nos damos cuenta para establecer y ratificar la configuración de la Iglesia católica con los principios que tienen que tener más que con el concepto judío de sacerdocio, con el concepto de evangelización y carismas para el bien de la comunidad misma, es casi como pensar en el establecimiento de una doctrina de las elites, una experiencia donde ser evangelizador, ministro o cristiano, una decisión de unos cuantos que a los dueños de la salvación, limitan las Las tareas y las obligaciones del pueblo, lo que se refiere a los principios de hacer, vivir, celebrar y empoderarse del misterio del amor, del misterio de la fe.

Por esta razón, tengo que afirmar que un laico / a empoderado / a, trabaja para hacer profano (lo que profano tiene que verso como la experiencia de un Dios que se hace humano, de un Dios que nos ayuda a superar los legalismos para insertarnos en el campo del amor oblativo, del amor que no tiene límites, de la verdad que supera los prejuicios y las verdades impuestas que tan solo nublan la conciencia y evitan la posibilidad de sentirse partes del proyecto de Dios) lo divino y lo sagrado, haciendo Que lo divino y lo sagrado, llegue a la tierra, lo humano, lo cotidiano de la vida. Haciendo presente al Dios humano, no por sus palabras sino por las de Cristo mismo.

Otra pregunta. Entonces, ¿Dios está presente en la consagración por las palabras de un clero corrupto, un pedófilo, o uno / a que vive doble moral? ¿Los sacramentos que realizas son válidos?

Termine respondiendo estas preguntas: El laico empoderado = elegido = ordenado, mujer o hombre, porque las palabras dan, no son de él o de ella, son las palabras de Cristo, los sacramentos son totalmente válidos, más no lícitos. Además, cuando Jesús, celebrando la cena con sus amigas / os les dijo: “Hagan this in Memoria Mía” (Lucas 22: 14-20) no lo dijo en singular, lo dijo en plural, para todos / as, su mandato No Es propiedad privada, y menos solo para “algunos”. Queda pues en entre dicho que “todo santo es sacerdote”. O que el empoderar = ordenar = consagrar, consagra a la “santidad”.

Queda la puerta abierta, para seguir averiguando, leyendo, investigando, elevando nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios, creados en su imagen y semejanza.

* Presbitera católica.

Laica empoderada.

______________________________________________________

  1. http://hjg.com.ar/sumat/d/c82.html    Como es sabido, santo Tomás dejó su libro, promediando el tratado sobre los sacramentos de la Tercera Parte. Más tarde sus discípulos compusieron las partes anteriores, basándonse en escritos anteriores del santo. Esta versión  no  incluye ese «Suplemento de la Tercera Parte».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: