Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

Archivo para febrero, 2019

LA PRIMERA PRESBITERA CATÓLICA DE AMÉRICA LATINA.VIDEO EN ESPAÑOL, CON SUBTITULOS EN ALEMAN. UNA ENTREVISTA REALIZADA POR KATHARINA WOJCZENKO

Anuncios

ALEMANIA: ARTICULO SOBRE ARCWP-SURAMERICA Y NUESTRO MINISTERIO.(en alemán)

 

 

https://www.deine-korrespondentin.de/die-frau-gottes/

VIVO EN SANTA DESOBEDIENCIA Y ESPERO CON EMOCIÓN EL PENTECOSTÉS QUE SE AVECINA . Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

No sé si voy a hacer una oración, una reflexión o una denuncia, pues es imposible, seguir conociendo historias acerca del abuso sexual, “abuso espiritual de poder” de manera especial con las mujeres, los niños/as y todo lo que es de carácter indefenso y débil que terminan en “a”, como el plane”a”, la naturalez”a”, la Madre Tierr”a”=Pachamam”a”…

¿Cómo no protestar?, ¿cómo no salir a marchar, cómo no gritar?, ¿cómo no clamar al Cielo?, ¿Cómo quedarnos de brazos cruzados?, ¿cómo quedarnos calladas/os?, ¿cómo pretender ignorar, lo que está pasando, cómo negarlo? El tiempo y la Historia nos lo cobraran, como nos lo han sentenciado.

Es urgente que hagamos algo y cómo dice el dicho popular: “no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista”, aunque no sale tan cierto porque lo que nos ha tocado vivir a las mujeres, lleva más de miles de años. Pero, lo que estamos viendo, ya llenó la copa.

¿Cómo seguir tolerando y callando los atropellos de la Institución Jerárquica, llamada equivocadamente “de la Iglesia” sobre todo a niñas/os, y mujeres en general? Porque la Iglesia a la cual pertenecemos es la Iglesia Pueblo de Dios. Ya no más silencios, no más encubrimientos. El quedarnos calladas, nos haría también cómplices“ por encubridoras”. Últimamente está figurando más en los medios de Comunicación, lo malo, que estaba cubierto, que lo bueno, noble y humano, que también hay que decir han realizado algunos/as religiosos/as al servicio de la Iglesia, Pueblo de Dios.

Hemos aprendido que los seres humanos nos hemos encargado de hacer “santos” a lo que ya de por sí es santo. Santo es todo lo que habita entre el Cielo y la Tierra. Sin exclusividad, sin fronteras, sin marginar. Pero, desde que al ser humano le dio por “santificar” consagrándoles, a unos si y a otros no, eso es lo que ha conformado lo que conocemos como lo sacro y lo profano.

Empezamos a ver que lo “sacro” por su género, y auto-declararse únicos y exclusivos representantes de la Divinidad-Dios, pueden profanar lo que han determinado que sea profano, en este caso lo débil, lo sencillo, lo más humano, como son las mujeres, y los niños/as. En una palabra, se está profanando la Teología de la Creación. El quehacer de Dios en su Creación.

Cada vez se nos abren más los ojos, ante la forma cómo han “logrado” intimidarnos, colmar de pánico, ante lo desconocido, ante el misterio, y a cada violación de sus inventos, han creado Cánones, Leyes, Normas, Constituciones.

Me permito darles a conocer una pequeña muestra de las normas que aparecen modificadas y adaptadas de acuerdo a cada conferencia episcopal, en Latinoamérica, más las normas de los países de los demás continentes, más el Código de Derecho para las iglesias orientales. Lo pueden consultar: Código de Derecho Canónico. Legislación complementaria de los países hispanoamericanos. Edición San Pablo, CELAM, Universidad de Navarra S.A. (EUNSA) Segunda Edición CELAM 2006. Impreso en COLOMBIA:

Aunque lo anterior, es respetable, parece creado con la intención de respetar la cultura de los pueblos y darles autonomía a los líderes de la institución, su aplicación depende de la intencionalidad, y buenas intenciones que ellos tengan.

Es bueno que conozcamos el código 17,conf. Pág 31 y su respectiva nota(11)refleja las influencias del código romano, ya que este se abre cual abanico para interpretar las reglas, queda el obispo con plena libertad en cuanto a asuntos legislativos, permitiéndoles interpretar las normas y adaptarlas de acuerdo a sus necesidades y caprichos lo que se convierte en una manipulación de las intenciones de los fieles y en un establecimiento de normas que llevan a la catolicidad a responder a preceptos humanos, que difieren en gran medida con las realidades evangélicas y divinas.

Entendiendo esto, podemos entender el resto de lo que estamos viviendo en la Iglesia Pueblo de Dios, ya que nos podemos dar cuenta de quiénes son los que tienen “atado” el Cielo, para que creamos que toda violación es permitida por el Código “Divino”, de inspiración Divina.

¿Con qué herramientas, pueden las mujeres, los niños/as, defenderse? ¿Se riñen, ¿Derecho Civil, con el Derecho Canónico?

Aplaudo, la valentía y el coraje de quienes han venido denunciado, los abusos y violaciones a pesar de la corrupción que existe en la Iglesia institucional y en la Sociedad.

Duele y entristece, darnos cuenta, que las enseñanzas recibidas en familia, escuelas, colegios, universidades, no las aplicamos, se quedaron cortas, y en nada protege la tradición y cultura de nuestros pueblos.

¿Cuál es la propuesta que nos queda? Dar a conocer y vivir según el Evangelio, liberarlo de las ataduras, nudos y enredos, que le están estorbando desde miles de años…

“No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir”. Mateo 5:17

¿Existe contradicción en lo dicho y lo aplicado? Depende con los lente que miremos…

¡A pesar de que nuestra Iglesia Pueblo de Dios, parece herida de muerte, porque su corazón está abierto, cada día que se abre un nuevo proceso denunciando abusos y violaciones, siento que es el huracán de un nuevo Pentecostés que se avecina!

“Así que no les temáis, porque nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse”. Mateo 10.26

*Presbitera católica romana

_______________________________________

BIBLIOGRAFIA:

Código de Derecho Canónico. Legislación complementaria de los países hispanoamericanos. Edición San Pablo, CELAM, Universidad de Navarra S.A. (EUNSA) Segunda Edición CELAM 2006. Impreso en COLOMBIA.

  1. Código de Derecho Canónico. BAC. Séptima edición 2018

Comunicado de prensa: Mujeres sacerdotes católicas ofrecen esperanza durante la crisis de abuso sexual, 6 de febrero de 2019

This image has an empty alt attribute; its file name is 479ed-arcwp_logo_color-02.jpg

Contactos: 
Bridget Mary Meehan ARCWP703-505-0004sofiabmm@aol.com 
Janice Sevre Duszynska ARCWP
859-684-4247
rhythmsofthedance1@gmail.com

Olga Lucia Álvarez Benjumera ARCWP-SURAMERICA

apcrsuramerica@gmail.com

Las presbíteras católicas romanas están viviendo una iglesia renovada y le ofrecen sanación a todas las personas durante esta crisis de abuso sexual.

En la medida en que el Papa Francisco  envuelve a la jerarquía en una cumbre durante el mes de febrero de 2019 en Roma para lidiar la crisis de abuso sexual en la Iglesia, nosotras las presbíteras seguimos ofreciendo una estructura nueva con comunidades nuevas incluyentes y una manera nueva de ser Iglesia.

Les damos la bienvenida a todos para que asistan a nuestras comunidades de culto y reciban la comunión.  Ofrecemos un modelo de ministerio nuevo como solución para lidiar con la prevención del abuso sexual en un futuro.  Las mujeres como presbíteras ofrecen comunidades católicas romanas de culto que están dirigidas por el pueblo de Dios.

Tenemos más de 15 años de experiencia ofreciendo un nuevo tipo de sacerdocio que es católico romano, igualitario, en evolución, místico e impulsado por la justicia social. Nuestras experiencias  como presbíteras ofrecen liturgias significativas e incluyentes (misas) en comunidades pequeñas de base que atraen a los jóvenes.

Presidimos en ceremonias de bautismos y bodas que no siempre ocurren en un entorno eclesial sino que se pueden llevar a cabo al aire libre o incluso en una playa. Estamos comprometidas con la creación de la conciencia social y trabajamos con los desamparados ofreciéndoles una vida mejor y una dirección espiritual para mencionar solamente algunos de nuestros ministerios.

Somos un testimonio creciente de una Iglesia más moderna y como señal de los tiempos que  erradicará cualquier abuso sexual futuro.  Nuestras Obispas no controlan a las personas que sirven sino que son las personas las que toman las decisiones y obviamente las mujeres son una parte integral del liderazgo. Nuestras presbíteras son responsables ante sus comunidades de manera que el  abuso sexual por sacerdotes (presbíteros) no está presente en nuestro nuevo modelo.

Creemos que Jesucristo hizo lo más que pudo en su época para tratar a las mujeres como iguales y la iglesia actual dirigida por los hombres tiene que honrar la forma en que Jesús trató a las mujeres y al pueblo que sirvió.

Para ponerlo de forma muy simple, los abusos sexuales que han ocurrido en la Iglesia y que todavía se están llevando a cabo nunca hubieran ocurrido hasta el grado que lo han hecho si las mujeres hubieran estado involucradas en el ministerio presbiteral y el liderazgo igual en la Iglesia. Ya es hora desde hace mucho tiempo de que el liderazgo masculino de la Iglesia reconozca nuestra sabiduría como presbíteras que ya están sirviendo al pueblo de Dios y pedir nuestra ayuda para resolver este enredo en que los hombres se han metido.

 

Nube de etiquetas