Somos un Movimiento Internacional dentro de la Iglesia Católica, en la búsqueda de Justicia e igualdad para mujeres y hombres en la inclusividad según la propuesta de Jesús de Nazaret

Archivo para la Categoría "Mujeres e Iglesia"

¿QUIENES PUEDEN CONSAGRAR? “HAGAN ESTO EN MEMORIA MIA” Lucas 22: 14-20. Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP *

No soy teóloga, no soy canonista, soy una laica empoderada: presbítera católica.

¿Qué quiere decir “laica empoderada”?

Es el desarrollo del crecimiento en la toma de la conciencia del poder en la participación de una persona o un colectivo, en los espacios donde ha sido marginado / rechazado / ao despreciado / a. Es quien quiere vivir intensamente su bautismo. Empoderar no tiene nada que ver con sacralidad, divino, o santificación.

¿Puede un laico / a decir las palabras de la consagración en la Eucaristía?

No soy teóloga, no soy canonista, soy una laica empoderada: presbítera católica.

¿Qué quiere decir “laica empoderada”?

Es el desarrollo del crecimiento en la toma de la conciencia del poder en la participación de una persona o un colectivo, en los espacios donde ha sido marginado / rechazado / ao despreciado / a. Es quien quiere vivir intensamente su bautismo. Empoderar no tiene nada que ver con sacralidad, divino, o santificación.

¿Puede un laico / a decir las palabras de la consagración en la Eucaristía?

Claro, que puede. No son palabras de él o de ella, son las palabras de Cristo.

A propósito de esta pregunta, Santo Tomás de Aquino, autor de la Suma Teológica, nos dejó un texto, que vemos a continuación. Dados así en el tomo III sobre la Eucaristía:

1. Ya se ha dicho anteriormente (q.78 a.4) que este sacramento se consagra por virtud de las palabras, que son las que forman la forma. Pero las palabras no cambian porque la pronuncie un sacerdote o cualquier otro. Luego parece que no solo el sacerdote, sino también cualquier otro, consagrar este sacramento.

2. El sacerdote consagra este sacramento en nombre de Cristo. Pero un laico santo está unido a un Cristo por la caridad. Luego parece que también un laico puede realizar este sacramento. Por lo que San Juan Crisóstomo, en Super Mt. ‘, dice que todo santo es sacerdote.

3. De la misma manera que el bautismo, también este sacramento está destinado a la salvación de los hombres, como consta en lo dicho anteriormente (q.74 a.1; q.79 a.2). Pero, como también se dijo (q.67 a.3), también un laico puede bautizar. Luego no está reservado al sacerdote la confección de este sacramento. (1)

Otra pregunta. ¿Entonces según esto no hay necesidad de ordenación?

¿Quién ha dicho que no? Precisamente la “ordenación” es para empoderar. Siempre y cuando sea elegible / as tenga el llamado, y apoyado por la comunidad que pide el servicio de la celebración.

¿Dónde se puede corroborar dicha información?

Buena pregunta. Se puede leer en Hechos de los Apóstoles 6: 1-7:

“En aquellos días, como creció el número de los discípulos, hubo una murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de los que eran desatendidas en la distribución diaria.

Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros, siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y la sabiduría, a quienes se encarguemos de este trabajo.

Y nosotros persistimos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Agradecemos la propuesta a toda la multitud; y elegí un Esteban, un hombre lleno de fe y un Espíritu Santo, un Felipe, un Prócoro, un Nicanor, un Timón, un Parmenas, ya Nicolás prosélito de Antioquía; a los que se presentan ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Y creció la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaron grandemente en Jerusalén; También muchos de los sacerdotes obedecían a la fe ”.

Aquí vale la pena comentar algo más, en la actualidad, sospechamos y nos damos cuenta para establecer y ratificar la configuración de la Iglesia católica con los principios que tienen que tener más que con el concepto judío de sacerdocio, con el concepto de evangelización y carismas para el bien de la comunidad misma, es casi como pensar en el establecimiento de una doctrina de las elites, una experiencia donde ser evangelizador, ministro o cristiano, una decisión de unos cuantos que a los dueños de la salvación, limitan las Las tareas y las obligaciones del pueblo, lo que se refiere a los principios de hacer, vivir, celebrar y empoderarse del misterio del amor, del misterio de la fe.

Por esta razón, tengo que afirmar que un laico / a empoderado / a, trabaja para hacer profano (lo que profano tiene que verso como la experiencia de un Dios que se hace humano, de un Dios que nos ayuda a superar los legalismos para insertarnos en el campo del amor oblativo, del amor que no tiene límites, de la verdad que supera los prejuicios y las verdades impuestas que tan solo nublan la conciencia y evitan la posibilidad de sentirse partes del proyecto de Dios) lo divino y lo sagrado, haciendo Que lo divino y lo sagrado, llegue a la tierra, lo humano, lo cotidiano de la vida. Haciendo presente al Dios humano, no por sus palabras sino por las de Cristo mismo.

Otra pregunta. Entonces, ¿Dios está presente en la consagración por las palabras de un clero corrupto, un pedófilo, o uno / a que vive doble moral? ¿Los sacramentos que realizas son válidos?

Termine respondiendo estas preguntas: El laico empoderado = elegido = ordenado, mujer o hombre, porque las palabras dan, no son de él o de ella, son las palabras de Cristo, los sacramentos son totalmente válidos, más no lícitos. Además, cuando Jesús, celebrando la cena con sus amigas / os les dijo: “Hagan this in Memoria Mía” (Lucas 22: 14-20) no lo dijo en singular, lo dijo en plural, para todos / as, su mandato No Es propiedad privada, y menos solo para “algunos”. Queda pues en entre dicho que “todo santo es sacerdote”. O que el empoderar = ordenar = consagrar, consagra a la “santidad”.

Queda la puerta abierta, para seguir averiguando, leyendo, investigando, elevando nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios, creados en su imagen y semejanza.

* Presbitera católica.

Laica empoderada.

______________________________________________________

  1. http://hjg.com.ar/sumat/d/c82.html    Como es sabido, santo Tomás dejó su libro, promediando el tratado sobre los sacramentos de la Tercera Parte. Más tarde sus discípulos compusieron las partes anteriores, basándonse en escritos anteriores del santo. Esta versión  no  incluye ese «Suplemento de la Tercera Parte».

Claro, que puede. No son palabras de él o de ella, son las palabras de Cristo.

A propósito de esta pregunta, Santo Tomás de Aquino, autor de la Suma Teológica, nos dejó un texto, que vemos a continuación. Dados así en el tomo III sobre la Eucaristía:

1. Ya se ha dicho anteriormente (q.78 a.4) que este sacramento se consagra por virtud de las palabras, que son las que forman la forma. Pero las palabras no cambian porque la pronuncie un sacerdote o cualquier otro. Luego parece que no solo el sacerdote, sino también cualquier otro, consagrar este sacramento.

2. El sacerdote consagra este sacramento en nombre de Cristo. Pero un laico santo está unido a un Cristo por la caridad. Luego parece que también un laico puede realizar este sacramento. Por lo que San Juan Crisóstomo, en Super Mt. ‘, dice que todo santo es sacerdote.

3. De la misma manera que el bautismo, también este sacramento está destinado a la salvación de los hombres, como consta en lo dicho anteriormente (q.74 a.1; q.79 a.2). Pero, como también se dijo (q.67 a.3), también un laico puede bautizar. Luego no está reservado al sacerdote la confección de este sacramento. (1)

Otra pregunta. ¿Entonces según esto no hay necesidad de ordenación?

¿Quién ha dicho que no? Precisamente la “ordenación” es para empoderar. Siempre y cuando sea elegible / as tenga el llamado, y apoyado por la comunidad que pide el servicio de la celebración.

¿Dónde se puede corroborar dicha información?

Buena pregunta. Se puede leer en Hechos de los Apóstoles 6: 1-7:

“En aquellos días, como creció el número de los discípulos, hubo una murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de los que eran desatendidas en la distribución diaria.

Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros, siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y la sabiduría, a quienes se encarguemos de este trabajo.

Y nosotros persistimos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Agradecemos la propuesta a toda la multitud; y elegí un Esteban, un hombre lleno de fe y un Espíritu Santo, un Felipe, un Prócoro, un Nicanor, un Timón, un Parmenas, ya Nicolás prosélito de Antioquía; a los que se presentan ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Y creció la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaron grandemente en Jerusalén; También muchos de los sacerdotes obedecían a la fe ”.

Aquí vale la pena comentar algo más, en la actualidad, sospechamos y nos damos cuenta para establecer y ratificar la configuración de la Iglesia católica con los principios que tienen que tener más que con el concepto judío de sacerdocio, con el concepto de evangelización y carismas para el bien de la comunidad misma, es casi como pensar en el establecimiento de una doctrina de las elites, una experiencia donde ser evangelizador, ministro o cristiano, una decisión de unos cuantos que a los dueños de la salvación, limitan las Las tareas y las obligaciones del pueblo, lo que se refiere a los principios de hacer, vivir, celebrar y empoderarse del misterio del amor, del misterio de la fe.

Por esta razón, tengo que afirmar que un laico / a empoderado / a, trabaja para hacer profano (lo que profano tiene que verso como la experiencia de un Dios que se hace humano, de un Dios que nos ayuda a superar los legalismos para insertarnos en el campo del amor oblativo, del amor que no tiene límites, de la verdad que supera los prejuicios y las verdades impuestas que tan solo nublan la conciencia y evitan la posibilidad de sentirse partes del proyecto de Dios) lo divino y lo sagrado, haciendo Que lo divino y lo sagrado, llegue a la tierra, lo humano, lo cotidiano de la vida. Haciendo presente al Dios humano, no por sus palabras sino por las de Cristo mismo.

Otra pregunta. Entonces, ¿Dios está presente en la consagración por las palabras de un clero corrupto, un pedófilo, o uno / a que vive doble moral? ¿Los sacramentos que realizas son válidos?

Termine respondiendo estas preguntas: El laico empoderado = elegido = ordenado, mujer o hombre, porque las palabras dan, no son de él o de ella, son las palabras de Cristo, los sacramentos son totalmente válidos, más no lícitos. Además, cuando Jesús, celebrando la cena con sus amigas / os les dijo: “Hagan this in Memoria Mía” (Lucas 22: 14-20) no lo dijo en singular, lo dijo en plural, para todos / as, su mandato No Es propiedad privada, y menos solo para “algunos”. Queda pues en entre dicho que “todo santo es sacerdote”. O que el empoderar = ordenar = consagrar, consagra a la “santidad”.

Queda la puerta abierta, para seguir averiguando, leyendo, investigando, elevando nuestra dignidad como hijas e hijos de Dios, creados en su imagen y semejanza.

* Presbitera católica.

Laica empoderada.

______________________________________________________

  1. http://hjg.com.ar/sumat/d/c82.html    Como es sabido, santo Tomás dejó su libro, promediando el tratado sobre los sacramentos de la Tercera Parte. Más tarde sus discípulos compusieron las partes anteriores, basándonse en escritos anteriores del santo. Esta versión  no  incluye ese «Suplemento de la Tercera Parte».
Anuncios

CARACAS-VENEZUELA. EN FUNDALATIN, UNA MUJER CELEBRA LA NAVIDAD CON SUS COMPAÑEROS/AS…Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*

La Fundación, tiene sus orígenes desde 1978, su fundador y primer Presidente, el Padre Juan Vive Suria, hoy dirigida por una mujer,  MARIA EUGENIA RUSSIAN.

Dicha ONG Fundalatin (Fundación para los Derechos Humanos y el Desarrollo Social), presente en toda América Latina y acreditada ante la ONU en varias ocasiones importantes. Las bases de su fundación se inspiran en la Teología de la Liberación, fundamentalmente cimentada en el testimonio y la vivencia del Evangelio, de las personas que forman parte de la directiva, los fundadores y los demás como activistas, todos / as ellos / as defensores de los derechos humanos Son una Comunidad Cristiana Ecuménica, donde se hacen presentes varias denominaciones.

La Fundación tiene, su presencia no es solo en Venezuela, su espacio es la lucha por los derechos humanos, no tiene muros ni fronteras, su visión es a nivel latinoamericano.

Desde esta ONG, se construye la paz, defensora de los derechos humanos, en armonía con la fe al compromiso social. La espiritualidad liberadora la guía, sin ningún otro símbolo religioso que no sea el valor de una paz con justicia social, de unidad en la diversidad, inclusiva e incluyente.

REPORTE GRÁFICO EN EL MOMENTO DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA ECUMÉNICA, EN COMUNIÓN CON COMUNIÓN. 

 

Canto de entrada animado por los compañeros y compañeras participantes.

REFLEXIÓN Y COMENTARIO DE MARIA EUGENIA RUSSIAN EN LA CELEBRACIÓN :

“En medio de los conflictos la Navidad Renueva La Misión Solidaria.

“La humanidad está inmersa en confrontaciones. Con actitudes guerreristas impulsada por los grandes poderes mundiales, estos se empeñan en sofocar los procesos de transformación de los pueblos del mundo que han optado por su autodeterminación y soberanía. La Navidad que gran parte de ella está secuestrada por la cultura del consumismo insensible a tanta población que no puede obtener ni alimentos mi medicina por bloqueos inhumanos unilaterales de sectores poderosos. Es la lucha de la luz contra las tinieblas… Desde Fundalatin seguimos reiterando que es a través de la solidaridad y de la opción por los excluidos que reafirmaremos el sentido de la humanidad pidamos con fe y esperanza que con la llegada del niño liberador se refuercen nuestras misiones y reunidos en torno a la mesa podamos continuar sembrando signos de vida y justicia para que reine la paz.”

La niña presente, también participa activamente y los mayores atentos a lo que dice ya sus movimientos.

 

 

“¿Cuál es tu opinión sobre los derechos de género y la diversidad de sexo?

Comparto la línea feminista de la teología de la liberación con respecto al rostro materno de Dios. El ser humano, como ser social, vivir en comunidad y la comunidad está compuesta de todas las diversidades, y decir todas las diferencias, incluso los sexuales, no solo los hombres y las mujeres: contra el avance de los nazis, debemos abrirnos al mundo “Tomado de la entrevista que Geraldina Colotti, la Directora y Presidenta de FUNDALATIN, Maria Eugenia Russian.

Resumen latinoamericano, 24 de diciembre de 2018.

*Presbitera Católica romana.

JESÚS ESTA NACIENDO EN LA PERIFERIA DE LAS GRANDES URBES. OLGA LUCIA ÁLVAREZ BENJUMEA. ARCWP*

  ¡Que venga, que venga! Lo estamos esperando. ¡Me encanta que Jesús este naciendo en la periferia! ¿Dónde? ¿Ese pesebre, dónde queda? ¿Será que lo podemos ver?

Claro, ven, acompáñame, que ya falta poco para que lo veamos. Primero vamos a asegurarnos de que esto es cierto. ¿Dónde nació Jesús? En Nazaret de Galilea. Una población de mala muerte. Por eso Natanael dijo: “De Nazaret, ¿podré salir algo bueno?” Juan 1:46.

El Evangelista Marcos, es quien nos ubica en Jesús de Nazaret, sin olvidarnos de Marcos, fue el primero en escribir acerca de Jesús. Mateo y Lucas, se apoyaron en los escritos de Marcos, pero estos no hacen una mención de Nazaret, sino de Belén. Tan horrible y desacreditado este pueblo, que ni siquiera aparece en el Antiguo Testamento, ni Flavio Josefo como historiador lo comenta.

Jesús, hoy está naciendo en la periferia, no en las grandes ciudades, juegos de luces, fuegos pirotécnicos, ruidos y escándalos. El mensaje del Reino lo llevó a los campos, aldeas y poblaciones de Galilea. Tampoco se quedó en el desierto con su primo Juan Bautista, no se desplazó a las grandes ciudades, en donde se ve el desperdicio y la corrupción de la copia del desarrollo del imperialismo de la época.

Subió a Jerusalén en señal de protesta, pacifica, sin armas y violencia, seguido de campesinos, pescadores, artesanos, prostitutas, ancianos, viudas, huérfanos, desnutridos, enfermos y hambrientos, desplazados por la violencia del sistema, mujeres, hombres, niñas / os cantamos antes que lo hicieran las piedras … Este es el Jesús que hoy está naciendo, en nuestros campos, aldeas, (veredas) y pueblos.

Un Jesús, que sana, acompaña, reconcilia y libera. Un Jesús, que nos ánima, Al cambio social, Que nos levanta, Mantiene y dignifica. Sin reproches, sin humillaciones, sin desprecio y marginaciones. Es Jesús, el hijo de María, que no nos ningunea. Un Jesús, no de templos, catedrales o basílicas. Un Jesús, que nos invita a cenar, con sus amigos y amigas, sin “sacerdocio sagrado o clerical”. A tomar el pan y el vino. Ese pan que es vida en abundancia y ese vino que nos fortalece y alegra. (Juan 10:10).

REPORTE GRÁFICO, DONDE JESÚS ESTA NACIENDO HOY,

EN NUESTRAS PERIFERIAS:

Vereda en Piedecuesta, Santander del Sur.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío;  su nombre de archivo es IMG-20181219-WA0093.jpg Blanca Azucena Caicedo acompañando a los campesinos en la Novena de Aguinaldo. Esta imagen tiene un atributo alt vacío;  su nombre de archivo es IMG-20181219-WA0087.jpg

Mediante símbolos y signos, inician un diálogo participativo.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío;  su nombre de archivo es IMG-20181219-WA0089.jpg

ESCUCHANDO LAS INTERVENCIONES DE LOS PARTICIPANTES.

EN VENEZUELA, LA COLONIA TOVAR, MARIA TERESA MARTINEZ MALDONADO, ATENDIENDO PACIENTES, LLEVANDO LA IMAGEN DE DIOS, SALUD Y AMO

  María Teresa, como presbítera y médica, con un gran carisma en su ministerio, ha sido presentada ante sus pacientes, como presbítera, ante los familiares de los enfermos terminales y el pedido de la salud, como el servicio de gran regocijo tanto para familiares como para el enfermo VISTA PARCIAL DE LA COLONIA A DONDE MARÍA TERESA MARTINEZ MALDONADO PRESTA SUS SERVICIOS COMO MÉDICA Y PRESBITERA. LOS NIÑOS QUE PARTICIPARON Y ESTUVIERON PRESENTAN EN EL ENCUENTRO DE LA COMUNIDAD CRISTIANA DE BASE.

DECORACIÓN QUE ACOMPAÑO EL ENCUENTRO.

PARTICIPANDO EN EL MOMENTO DE LA RECREACIÓN.

                       

 ASPECTO PARCIAL PARTICIPANDO EN EL COMEDOR.

EN EL DESAYUNO BLANCA CECILIA SANTANA ACOMPAÑA LA COMUNIDAD EN EL COMEDOR.

EN MEDELLIN, BARRIO LOVAINA, PIEDAD TORO, DIRECTORA DE LA CORPORACIÓN PRIMAVERA, LE ACOMPAÑAMOS Y APOYAMOS EN LA NOVENA DE AGUINALDO A LOS NIÑOS Y FAMILIARES LIGADOS A LA CORPORACIÓN.

* Presbitera católica.

BIBLIOGRAFÍA:

https://noticias.perfil.com/2014/12/25/belen-o-nazaret-donde-nacio-jesus/

“La novedad de Jesús: todos somos sacerdotes”, de Xavier Pikaza: Ed. Nueva Utopia, Madrid 2014.

 

ARCWP-SURAMERICA: 2018 FELIZ NAVIDAD!!! 2019

 

Nos acercamos nuevamente a la celebración del cumpleaños, de un Dios-Humanado entre nosotros/as. Emanuel=Dios está aquí, no le busquemos afuera, ni arriba, abajo, ni a los lados.

Nuestro Dios, se escapó de su Cielo, lejos de sus comodidades celestiales, para enseñarnos acerca del valor del ser humanos, disfrutar y defender nuestra humanidad, creada a su imagen y semejanza (Génesis 1:7).

¡Qué hermoso, es el tiempo que estamos viviendo!

Con Él, no tenemos miedo a la oscuridad, y a la soledad.

Los momentos que vivimos son momentos de UNIDAD-DIVINIZADA. Como seres humanos, hijas/os de un Dios-Humanado, hoy no nos unen, los Credos, Títulos, Templos, Cánones, Dogmas, Constituciones, Normas y Reglas y menos el poder. Hoy nos une, el dolor, el sufrimiento, el hambre, la enfermedad. Jesús vino y se hace presente, para sanar, a quitar el dolor, la enfermedad y el hambre.

Cristo ha venido para que tengamos vida y vida en abundancia (Juan 10:10). Para que dejando y rechazando las obras del maligno, sus obras de muerte: “robar, matar, destruir”, podamos vivir como hijas/os de la luz, y así demos testimonio del amor, que se hace vida, justicia y paz.

 

¡FELIZ NAVIDAD! LES DESEAMOS A TODOS/AS: ASOCIACIÓN DE PRESBITERAS CATÓLICAS ROMANAS-DE SURAMERICA.

2018-2019

ARCWP-SURAMERICA:¿Presbiteras Católicas Romanas-Suramérica, qué hacen?

Vivir y anunciar el Evangelio.

No somos un sindicado dentro de la Iglesia. No es una segunda opción, después del trabajo laboral. Prima anunciar el Evangelio, el cuidado y servicio a los más necesitados.

AQUÍ TIENES INFORMACIÓN SOBRE NUESTRO MOVIMIENTO:

http://romancatholicwomenpriests.org/

http://bridgetmarys.blogspot.com.co/

http://arcwp.org/

https://arcwpamericadelsur.wordpress.com/

CADA EUCARISTIA ES UNA PASCUA, ES LIBERACIÓN.Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

A partir del siglo III y a través de una serie de vicisitudes históricas que afectan a la Iglesia y a los cristianos, se produjeron cambios de todo tipo que vinieron a afectar a la dirección y sentido primigenio del proyecto de Jesús de Nazareth, al menos en la forma de presentar dicho proyecto. Hay que resaltar que el mismo arameo, que era la lengua de Jesús, se perdió y por ello no conocemos cuáles fueron las palabras auténticas de Jesús en el Evangelio.
La Cena del Señor, que primitivamente fue una comida, comienza a transformarse, y poco a poco va perdiendo la forma y esencia de lo que hizo Jesús y que, en un primer momento, hicieron también las primeras comunidades cristianas. La Cena se fue convirtiendo en un rito en el que difícilmente era posible reconocer aquella cena de Jesús con sus discípul@s. Durante siglos, la Eucaristía se celebró de espaldas al pueblo y en una lengua que era ajena al modo de ser y expresarse de la gente corriente.
Sólo con la celebración del Vaticano II se plantea la necesidad de cambios profundos en los modos y formas de celebrar la Eucaristía, que dicho sea de paso, había cambiado hasta su nombre. La Cena del Señor pasó a ser denominada como Misa, y en el mejor de los  casos, Eucaristía.
Podemos así, de una manera muy somera, comprender que no nos sea extraño que de la Eucaristía no haya quedado sino un rito repetitivo.
Recordemos que Jesús, invitó a sus amigos (mujeres y hombres) a celebrar la Pascua, en aquella Cena, que para los cristianos pasaría a ser la Primera Cena con el Maestro de Nazaret, y que se celebró casi con seguridad siguiendo el rito judío.
En dicha celebración de la Pascua se recordaba y agradecía a Dios por lo vivido por el pueblo de Israel en su Éxodo de Egipto. El pasado, por duro que haya sido hay que recordarlo con alegría, y agradecimiento a Dios, porque es en esos momentos de dificultad en los que más crecemos según la imagen de Dios y maduramos, nos dignificamos y nos acercamos a Dios.
En esta celebración de la Pascua se sabe que tomaban yerbas amargas, miel de abejas, pan y vino. Cada uno de estos elementos con un profundo significado simbólico. Las yerbas amargas, significaban el sufrimiento impreso en el sabor amargo; la miel de abeja, endulzaba y suavizaba el amargo sufrimiento; la esperanza, hacia disfrutar el calor y ternura en la vida.  El pan partido y compartido entre amigos, en la comunidad, implica compartir aquellas necesidades y debilidades humanas, que tod@s de una u otra forma hemos experimentado, y es aquí, en esa experiencia donde cobran pleno sentido las palabras: “Este es mi Cuerpo, esta es mi Sangre”.
Recordar este pasado, compartirlo entre l@s amig@s y en la Comunidad, es disfrutar y generar la admiración y respeto entre herman@s, fortaleciendo los lazos de solidaridad y relaciones humanas fraternas. Por eso es una Celebración Pascual, eso es anunciar la Resurrección hasta que Él vuelva, por eso proclamamos este gran misterio y lo anunciamos.
Cada Eucaristía es una Pascua, es liberación, es un paso hacia adelante, es un cambio, es conversión, es novedad, por eso después de cada Eucaristía, no podemos seguir siendo iguales. ¿Qué nos hace falta para liberarnos y ser felices?
Para entender el valor, la fuerza y el sentido de la Eucaristía, tenemos que recuperar el mensaje de Jesús de Nazareth. ¿Cómo? Orando, reflexionando, compartiendo y actuando en comunidad. Solo así iniciando el cambio entre nosotr@s mism@s seremos capaces de cambiar, situaciones dolorosas en nuestras familias, hogares, vecinos, el edificio, unidades cerradas, el barrio, nuestros pueblos, ciudades, el país y el mundo entero.
“Aun, el hecho que todos pueden comer y beber y disfrutar el bien que resulta de todo su trabajo, es un regalo de Elohim”=Dios [23] Eclesiastés 
En referencia a lo indicado anteriormente sería bueno dedicar  un largo tiempo a leer, reflexionar y orar el texto de Pablo en 1ª. Corintios 11
“Ahora bien, con lo que ahora les voy a decir no los felicito, ya que sus reuniones les causan más daño que ayuda. En primer lugar, he oído que cuando se reúnen como iglesia, hay divisiones entre ustedes, y me temo que hasta cierto punto sea verdad. No hay duda de que habrá diferencias entre ustedes. Así es como se identifica a los que son aprobados. Cuando ustedes se reúnen, en realidad no están compartiendo la Cena del Señor, porque cada uno come sin esperar a los demás. Entonces, unos quedan con hambre, mientras otros beben hasta emborracharse. ¿Acaso no tienen casa donde comer y beber? ¿Es que menosprecian a la iglesia de Dios y quieren humillar a los que no tienen nada? ¿Qué quieren que les diga? ¿Que los felicito? Eso no merece ninguna felicitación.”
*Presbitera católica
 

MOLINEROS-ATLANTICO. REFLEXIÓN Y ORACION, UNGIENDO A ENCO CON EL OLEO DE LA VIDA Y LA SALUD EN SU CUMPLEAÑOS. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

Molineros, Octubre 27/18 La Comunidad me ha pedido ungir a nuestra hermana Enco, en su cumpleaños, no lo hago yo sola como presidiendo el Rito, he invitado a los participantes a que lo hicieran conmigo y expresaran sus sentimientos de gratitud y admiración hacia esta hija, hermana, y abuela.

ASPECTOS DEL RITO DE LA UNCIÓN CON EL OLEO DE LA VIDA

Y LA SALUD:

La hija mayor, hermosamente, unge a su madre. Fue un momento precioso!

Familiares y amigos se preparan para pasar a ungir a Enco, en su cumpleaños.

 

Tuvimos cantos de alabanza, animados por Tere Garcia, hermana de Enco.

Fue muy emocionante, ver como papá, mamá, hermanos/as fueron pasando uno por uno, a ungir a Enco agradecerle su buena relación con la familia, su testimonio y coraje, a lo largo de la vida. Ungíamos a Enco, con oleo, en señal de reconocimiento en ella, como una de las personas importantes dentro de la familia.

*Presbitera católica romana.

Nube de etiquetas